Sistema de recuperación de vidrios

El vidrio al ser un líquido sub-enfriado, tiene el comportamiento de un sólido, más la estructura molecular de un líquido. Es por esto que a través de ciertos procesos y utilizando los materiales adecuados se pueden desplazar las moléculas de un lugar a otro.

Lo que hace que nuestro proceso funcione son las felpas fabricadas con base en nano tecnología, al ser hechas a partir de sílice activo (material del cual esta hecho el vidrio), de manera que se tiene una acción completa de fuerzas mecánicas y químicas, que trabajan en diferentes etapas re acomodando las moléculas del vidrio, sin ser abrasivas. Durante la primera etapa se recupera totalmente el rayón, pero se deja una especie de nube, la cual en las etapas 2, 3 y 4 se desvanece al máximo para luego proceder a la etapa de recuperación del brillo. Es aquí donde comienza la etapa de “agua”, en la cual utilizando otro tipo de felpa, un compuesto especial, también fabricado con base en sílice, y cantidades mínimas de agua, se obtiene el resultado final, el cual es dejar el vidrio en perfecto estado, sin ningún tipo de manchas en donde se haya trabajado.

Al finalizar el proceso se terminan moviendo las moléculas del fondo del rayón hacia la superficie, dando una apariencia de llenado y de aplanado de la superficie. Gracias a toda esta innovación en el proceso se evita la distorsión del vidrio.

Ventajas

Gracias a la constante innovación de nuestra cadena de valor, hemos logrado obtener procesos que se basan en la última tecnología disponible en el mercado. Como resultado de esto nuestro sistema para la recuperación de vidrios rayados es más rápido, más efectivo y más económico que el de otras empresas, las cuales utilizan tecnologías obsoletas que pueden generar daños y costos extras al usuario final.

A diferencia de nuestros competidores nuestras felpas en seco están especialmente fabricadas con nano tecnología, incluyendo nano partículas de sílice, igualando la dureza del componente principal de ambas superficies (vidrio y felpa) evitando de esta manera la abrasión del vidrio. Con esto se evita el efecto de distorsión, llegando a los más altos estándares de calidad.

Además del proceso en seco, nuestro sistema logra recuperar el brillo del vidrio utilizando un compuesto especialmente diseñado para ello. Gracias a éste desarrollo se logra un menor consumo, evitando los sobrecostos por la poca eficacia del producto. Esta fase de recuperación de brillo se realiza utilizando un mínimo de agua (no existe flujo constante de agua), lo que hace de los espacios de trabajo un lugar más organizado, más limpio y además, se evitan costos extra por acondicionamiento y por daños a otros elementos circundantes que puedan ser susceptibles al agua.